» Aspartamo

Artificial sweeteners- do they bear a carcinogenic risk?

Este artículo es la publicación de los resultados de la búsqueda bibliográfica sobre edulcorantes artificiales: tanto los más antiguos como sacarina, ciclamato y aspartamo, como los de nueva generación: acesulfamo de potasio, sucralosa, alitamo o neotamo. Los estudios epidemiológicos no indican que la sacarina y ciclamato tengan efectos carcinogénicos, como se mostraba en estudios en ratas.

Estudios casos-control muestran que existe un mayor riesgo relativo de padecer cáncer ( 1,3 ) cuando el consumo de edulcorantes artificiales ( sin especificar cuál de ellos) es mayor de 1,7 g/día.

A la vista de los resultados los autores llegan a las siguientes conclusiones:

Sacarina induce cáncer de vejiga en ratas cuando se les alimenta con altas dosis de este edulcorante, sin embargo los roedores reaccionan a la mayoría de sales de sodio, como ascorbato sódico desarrollando proliferaciones en el urotelio (epitelio del aparato urinario) y cáncer de vejiga.

Ingestas muy altas de aspartamo , mayores de 1680mg por día, aumentan el riesgo de padecer cáncer de vejiga urinaria en personas ( con un riesgo relativo de 1,3). No es posible determinar el agente causal, debido a que los edulcorantes artificiales se presentan siempre como combinaciones en los alimentos.

A pesar de algunas creencias no científicas, no hay evidencia científica de que el aspartamo sea carcinogénico. A pesar de publicaciones pseudocientíficas, no hay evidencia científica sólida que avale que el aspartamo constituye un riesgo de producir cáncer.
Los edulcorantes de nueva generación, aprovados recientemente (acesulfamo, sucralosa, alitamo y neotamo) carecen aún de datos epidemiológicos sobre su posible efecto carcinogénico.

Documento
Resumen