» Aspartamo

¿Qué es?

El aspartamo es un edulcorante, bajo en calorías, con un gran poder endulzante, que se emplea como ingrediente en una amplia variedad de bebidas y alimentos, como postres, dulces, lácteos, helados, yogures, chicles, productos light y de bajo contenido energético, y como edulcorante de mesa. Su aspecto es parecido al del azúcar de mesa: un polvo blanco, cristalino y sin olor.

El aspartamo se encuentra en más de 6.000 alimentos y bebidas. Millones de personas en todo el mundo lo consumen desde que fue descubierto en 1965 por el químico estadounidense James M. Schlatter. Como el resto de edulcorantes puede cumplir una función beneficiosa en grupos en personas que no pueden consumir azúcar como los diabéticos o para aquellos que necesitan reducir su ingesta calórica o quieren mantener la línea.

Más de 200 estudios científicos, las autoridades sanitarias de más de 100 países y las máximas autoridades de seguridad alimentaria a nivel nacional, europeo y mundial, respaldan que el aspartamo es un ingrediente seguro para su consumo humano en las cantidades adecuadas, incluyendo niños, bebés y mujeres embarazadas.

En alimentación se establecen indicadores de consumo máximo autorizado en la dieta diaria, lo que se conoce como la Ingesta Diaria Admitida (IDA). En el caso del aspartamo la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) señala una IDA de 40 mg/kg de peso al día, lo que equivaldría a 12 latas de refrescos.

En diciembre de 2013, la EFSA confirmó en una evaluación científica sin precedentes que el aspartamo es un ingredientes seguro para su consumo de acuerdo a la IDA autorizada, incluidas las mujeres embarazadas con el desarrollo del feto derivado de la exposición a fenilalanina procedente del aspartamo, con excepción de aquellos que padecen fenilcetonuria.

Además, en todos los países de la Unión Europea la legislación obliga a que cualquier alimento que contenga aspartamo lo declare en su etiquetado como todos los aditivos, indicando su nombre –es decir "aspartamo"- o con su número "E-951"- en la lista de ingredientes, informando así su presencia visiblemente al consumidor.