» Aditivos

En las bebidas refrescantes

Los refrescos también pueden incluir en su composición aditivos autorizados por la legislación alimentaria. Se añaden para dar color, sabor, aroma, edulcorar, ayudar a conservar el producto, etc.

Al igual que el resto de ingredientes, están especificados en el etiquetado. Es fácil reconocerlos ya que se detalla tanto para qué se emplean (por ejemplo colorante, conservante) como el aditivo del que se trata con el número E o con su nombre (por ejemplo E415o Goma Xantham).

El uso de aditivos en el sector de las bebidas refrescantes pasa por numerosos controles de calidad, que se repiten con mucha frecuencia. Solamente se utilizan los aditivos considerados seguros para el consumo.