» Residuos

Buenas prácticas del sector

EJEMPLOS DE BUENAS PRÁCTICAS EN LA GESTIÓN DE RESIDUOS

 

Recuperación de sosa en CIPS (Schweppes)

 

Uno de los métodos más frecuentes de limpieza es el Clean In Place (CIP) que permite lavar una línea de proceso sin desmontar el equipo.

Consiste en la recirculación de agua y productos de limpieza a gran velocidad y a determinada temperatura, que garantiza las condiciones higiénicas de las instalaciones. En este proceso de lavado se produce un consumo significativo de sosa, que se ha reducido gracias a la instalación de conductivímetros en las conducciones.

Los conductivímetros permiten conocer la concentración de sosa del agua y, cuando la limpieza ha sido efectiva, se puede recuperar el agua con diferentes concentraciones para diferentes usos. De esta manera se reducen los consumos de agua y energía, pero también se reduce la generación de aguas residuales.

 

Mejora de la calidad del vertido (Sanmy)

 

La planta de Sanmy cuenta con una depuradora que trata las aguas residuales procedentes del proceso productivo. En esta depuradora, el agua se somete a procesos de digestión aerobia, filtración y decantación, mejorando su calidad para adaptarla a los requisitos de vertido establecidos en la autorización correspondiente.

Para mejorar aún más la calidad del vertido, la mezcla del agua procedente del enjuague de envases de PET y vidrio y el agua de rechazo de la ósmosis, después de ser analizada y haber garantizado su elevada calidad, se recupera para mezclarla con el agua de vertido de la depuradora en una proporción 3:1. De esta manera el agua que finalmente se vierte a la riera, presenta unos valores de calidad muy por encima de lo establecido en la autorización. De esta manera, además de mejorar la calidad del vertido, se reducen los consumos energéticos asociados a la depuración de aguas residuales, ya que el agua recirculada no entra en el tratamiento por su elevada calidad.

 

Compostaje de residuos orgánicos en planta (Coca Cola)

 

Con el objetivo de reducir la cantidad de residuos enviados a vertedero, en 2011 Coca Cola puso en funcionamiento en la planta del Vallés un proyecto para el compostaje de residuos orgánicos procedentes del comedor de los empleados. Estos residuos se mezclan con cartón y hojas secas en el compostador (cubos abiertos por el fondo) y se remueven periódicamente. Aproximadamente en 4 meses, y gracias a la transformación de la materia orgánica, se obtiene el compost, que se utiliza en las zonas ajardinadas de la planta como abono natural.

En 2012, el compostaje de los residuos orgánicos ha supuesto una reducción de más de 12.000 kg en la generación de residuos en planta y una generación de compost de 9.500 kg.

 

Minimización de residuos por soplado de preformas en planta (Gaseosas Gil)

 

Gaseosas Gil ha puesto en marcha el soplado de preformas de PET en su planta, para reducir la generación de residuos asociada al suministro de envases terminados. Gracias a esta actividad, se han reducido de forma muy relevante los residuos procedentes del embalaje de envases de PET (bandejas de cartón, plástico retráctil y palets).

Además, se ha reducido el impacto derivado del transporte de estos envases, ya que en un camión caben alrededor de 20 veces más preformas que envases terminados. El consumo de combustible y las emisiones de gases de efecto invernadero asociados se reducen significativamente.

 

Compromiso: 0% de residuos a vertedero (PepsiCo)

 

Todas las plantas de PepsiCo tienen el ambicioso objetivo de no enviar a vertedero ningún residuo, destinándolos en su lugar a reciclado, reutilización o valorización. En algunas plantas ya se gestiona mediante uno de estos tres métodos el 95% de los residuos, destinando a depósito en vertedero tan sólo el 5% restante.