» PET reciclado

Reciclaje del PET

Existen diferentes alternativas en cuanto al reciclado del PET y sus aplicaciones, se debe tener presente que existen dos tipologías principales de reciclado de PET: el reciclado químico y el reciclado mecánico:

  • El reciclado químico: consiste en un proceso de despolimerización del PET utilizando agentes químicos. Hay diversos procesos de reciclado químico (glicólisis, metanólisis, hidrólisis, saponificación y pirólisis), siendo la calidad del material a tratar y la demanda de productos intermedios lo que determina el proceso a utilizar.
  • El reciclado mecánico: es un proceso físico sencillo que permite obtener escamas limpias de PET que son utilizadas directamente o bien mezcladas con polímero virgen en el proceso posterior de transformación para la obtención de distintos productos finales.

El proceso de reciclado mecánico es el que actualmente utilizan los recicladores de PET en España. Mediante este reciclado se puede obtener escama (o granza en caso de que exista un proceso posterior de granceado) con una calidad apta para la fabricación de lámina, fibra o fleje, siendo en el primer caso un tipo de lámina no apta para alimentos, es decir, lámina para la fabricación de bandejas o blisters que no se utilicen para el envasado de alimentos. La distribución de la aplicación del PET reciclado (PET-R) en el mercado español es aproximadamente: lámina (en torno al 65%), fibra (en torno a un 30%) y en menor medida fleje (en torno a un 3%).

Para poder obtener una granza de PET reciclado apta para el uso alimentario es necesaria una etapa posterior de descontaminación, conocido como “super-cleaning” (o super-limpieza), que puede realizarse con diversas tecnologías existentes en el mercado, a través de un proceso de reciclado autorizado por EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria).

El sector de bebidas refrescantes español, como parte de UNESDA (Union of European Beverages Association), se sumó al Código de Conducta sobre la reciclabilidad de los envases de PET, de aplicación desde finales de 2012. Por medio del mismo, los fabricantes de refrescos se comprometen a poner envases de PET en el mercado con elevados estándares de calidad, teniendo en cuenta las condiciones específicas del mercado y desarrollando constantemente soluciones tecnológicas, con un elevado nivel de reciclabilidad.

Desde el sector de bebidas refrescantes avanzamos en la gestión de los envases de plástico sumándonos a las ambiciones marcadas por la industria europea de refrescos en septiembre de 2018 con el objetivo de que los envases de refrescos sean más sostenibles:

  1. Para 2025, que el 100% de los envases primarios de plástico de bebidas refrescantes sean reciclables.
  2. Para 2025, que las botellas de plástico PET de bebidas refrescantes contengan como mínimo una media de 25% de material reciclado.
  3. Incrementar y optimizar la tasa de recogida de botellas de plástico PET de bebidas refrescantes para su reciclado en todos los mercados de la Unión Europea, en colaboración con otros agentes de recuperación de envases.
  4. Reutilizar las botellas de plástico PET de bebidas refrescantes cuando tenga sentido medioambiental y económico.
INFOGRAFIA UNESDA ENVASES PLASTICO PET 2018
UNESDA PACAKAGING AMBITIONS INFOGRAPHICC2018