» Agua

Uso sostenible de agua

El agua es clave para el sector de las bebidas refrescantes. Parte del agua que consumen las empresas del sector es incorporada como ingrediente al producto final y se destina al consumo. El resto corresponde a agua utilizada en el proceso productivo, para la limpieza de instalaciones y el cumplimiento de los estrictos requisitos de higiene y seguridad alimentaria. Los principales consumos se producen en la limpieza de equipos y conducciones y en el lavado y enjuague de envases.

Los consumos más relevantes de agua en el sector de las bebidas refrescantes se producen en:

- La limpieza de equipos y conducciones (fases de preparación del jarabe terminado y del producto final). Estas limpiezas se realizan periódicamente por razones de higiene y seguridad alimentaria, y por cambio de producto en la línea al inicio y final de la producción.

- El lavado y enjuague de envases (fase de envasado). En este caso, en las plantas se realiza el lavado con agua y detergente de los envases rellenables (vidrio) y el enjuague con agua de los no reutilizables (PET, latas, vidrio…).

La industria de bebidas refrescantes reconoce el valor del agua para la sociedad y es plenamente consciente de su responsabilidad en relación con el uso responsable y eficiente de este preciado recurso natural. La reducción del consumo de agua es una prioridad de las empresas fabricantes del sector, que llevan años introduciendo medidas de eficiencia en su consumo a lo largo de todo el proceso productivo.

Por ello, la industria de las bebidas refrescantes en España ha adquirido una serie de compromisos ambientales para el 2020 entre los que se encuentra reducir un 20% el ratio de consumo de agua por unidad de producción para 2020 respecto al año 2010, mediante la introducción de medidas de eficiencia y cambios en el proceso productivo.

Con respecto a la optimización del uso del agua, uno de los principales indicadores ambientales que utiliza la industria de bebidas refrescantes es el ratio de agua, el cual se define como el total de agua que se consume en relación con el volumen de bebida producido. En 2017 el sector de las bebidas refrescantes en España apenas empleó 2 litros de agua (2.02 litros) por litro de bebida fabricada. Este ratio varía dependiendo del tipo de bebida producida, el envase utilizado y la eficiencia del proceso productivo En este ratio se incluyen los consumos del proceso productivo (limpieza, lavado, enjuague…), pero también el agua utilizada como ingrediente y presente en el producto final.

Optimizar los procesos de fabricación mediante la introducción de cambios en el funcionamiento de equipos y mejoras tecnológicas, es una de las medidas introducidas por las empresas fabricantes del sector de bebidas refrescantes para hacer una gestión sostenible del agua en sus procesos.

Así se implantan medidas innovadoras como el uso de enjuagadoras de aire en las líneas de embotellado frente a un enjuague de agua tradicional, la prevención de fugas, la sensibilización de los empleados en las plantas, la inversión en equipos de producción más eficientes y el trabajo con proveedores para desarrollar nuevos equipos y procesos. Las compañías del sector suelen disponer de contadores de agua independientes para cada proceso, para medir y hacer un seguimiento de cada uno de ellos y controlar periódicamente sus usos.

También es importante mencionar el compromiso de la industria de bebidas refrescantes para tratar las aguas residuales y asegurar que todo el agua utilizada en los procesos de fabricación se devuelve de manera segura al medio ambiente con una calidad acorde con la legislación y las normas locales, nacionales y de la Unión Europea. Para ello, la industria de las bebidas refrescantes utiliza sus propias plantas de tratamiento de aguas residuales especialmente diseñadas en colaboración con terceros o en otras ocasiones las depuradoras de entidades locales.