» Hábitos de consumo

En Europa

El consumo de refrescos en Europa suponen en torno al 3% del total de calorías que ingieren los europeos. Las principales diferencias entre países se dan en cuanto a los gustos y los hábitos a la hora de tomarlos.

En España, a diferencia de otros países europeos o de Estados Unidos, las bebidas refrescantes forman parte de las actividades de ocio. Esta tendencia al consumo social se ve favorecida por las buenas condiciones climáticas y por unos arraigados hábitos de ocio en compañía.

En los países mediterráneos se prefieren los refrescos con gas y, en general, los más tradicionales aunque, cada vez más, se busca probar nuevos sabores. De igual modo, se opta por los sabores intensos, con apariencias y colores vistosos. También, gustan los sabores dulces. Por su parte, en los países del norte de Europa valoran más las características funcionales de los productos.