» Bebidas refrescantes y sociedad

Sagas familiares

La trayectoria de la industria de bebidas refrescantes en España es larga y son muchos los empresarios españoles que han dejado su nombre en la historia de los refrescos: los Duffo con La Casera, los Daurella con Coca Cola, los Knörr con Kas.

Junto a éstas, han existido y existen otras muchas empresas de tamaño mediano y pequeño. Por ejemplo Sanmy en Tarrasa (Barcelona), de la familia Puértolas, que llevan casi 125 años fabricando bebidas refrescantes en España. También Carbónica Molina en Bejar (Salamanca), Carbónicas Landeira en Santa Comba (A Coruña) o la empresa de bebidas gaseosas Secundino García en Aranda de Duero (Burgos) son otros ejemplos de familias que llevan años elaborando bebidas refrescantes y que forman parte de la Asociación, ANFABRA.

Con los años y al igual que en el conjunto del mundo empresarial, los nuevos modelos sociales y la globalización de la economía crearon otras necesidades productivas y formas de distribución a gran escala, y se produjo una concentración empresarial. Por eso, hoy día perviven pequeños negocios familiares con menos de 5 empleados al lado de otras grandes con más de 1.000 empleados.